martes, 29 de julio de 2014

Bicicrítica de Julio

Mañana miércoles se presenta una nueva oportunidad para disfrutar junt@s del placer colectivo de montar en bicicleta. Nos encontramos en la Plaza de los Santos Niños a las 20:00h para pasear junt@s como masacrítica. !Contamos contigo!, !Contamos con tu bici!


lunes, 28 de julio de 2014

Quitan más carril bici por la calzada

Este martes 22 de Julio ha comenzado la supresión de otro tramo de carril bici en la calle Gustavo Adolfo Bécquer, el comprendido desde las inmediaciones al parque del arroyo Camarmilla hasta el Centro de Salud Miguel de Cervantes. Reforma que ha resultado posible mediante la aprobación del expediente para la contratación de las obras de conservación y mantenimiento de asfaltados y aceras que ha tenido lugar este lunes 21 de Julio por parte de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alcalá. El presupuesto de este plan cuenta con dos millones de euros procedentes del Consorcio Urbanístico de Espartales Norte, con el que está previsto renovar 40000 metros cuadrados de asfaltado y 8000 de acerado a lo largo y ancho de la ciudad. 

Esta nueva supresión de un tramo de carril bici delimitado de la calzada por bordillos supone la continuación del eliminado durante este mes de Julio a partir de la moción aprobada en la Junta Municipal de distrito IV, a fin de conceder más espacio para el aparcamiento de automóviles (ver noticia anterior).

Las infraestructuras ciclistas son el único servicio deportivo gratuito de Espartales, que fueron construídas con la propia urbanización del barrio, el citado carril bici de la calle Gustavo Adolfo Bécquer integrado en la calzada mantenía las normas de protección a los ciclistas, ejemplo poco habitual en la red ciclista local.
 
El Plan de Asfaltado ha comenzado por declarar en peligro de extinción nuevos tramos de carril bici

¿Qué puede suponer este Plan de Asfaltado y Acerado para las infraestructuras que integran la red ciclista?:

En primer lugar, significa un riesgo inminente que se cierne para el carril bici integrado en la calzada de la citada calle, supresión que podría llegar en las próximas semanas o meses hasta la rotonda de la calle Villa Malea.

Dicha circunstancia complicaría seriamente las posibilidades de desplazamiento en bicicleta hacia los barrios aledaños, además de un evidente retroceso en los planes municipales de movilidad urbana sostenible para potenciar el flujo de 720 trayectos potenciales entre el casco urbano y la ciudad universitaria que recoge el Plan Director Ciclista. Podría significar un paso atrás para una demanda histórica reconocida por todos los agentes sociales desde creación del campus.

La calle Gustavo Adolfo Bécquer como parte del eje ciclista Norte-Sur, Plan de Movilidad Urbana. 

Espartales Norte ve reducida la accesibilidad ciclista en condiciones de seguridad e igualdad junto al resto de usuarios de la vía pública. La acera bici situada en la cara Norte de Gustavo Adolfo Bécquer no cumple las mismas condiciones de seguridad, ni tan siquiera representa un recorrido paralelo alternativo en su totalidad, pues no llega a enlazar la ciudad deportiva de Espartales con el parque del arroyo Camarmilla.

En estas calles cercanas al carril bici y al centro médico existen varios garajes en las viviendas de protección oficial IVIMA, aparcamientos que se encuentran cerrados y podrían albergar 250 plazas para el estacionamiento de automóviles. Agilizar su apertura es una condición necesaria para atender a la diversidad de los diferentes integrantes que conviven en el espacio urbano del barrio.

La supresión de tramos de carriles bici integrados en el asfalto ha comenzado en el Norte de la ciudad, el citado plan de acerado y asfaltado puede derivar en nuevos episodios que amenacen la existencia de infraestructuras ciclistas presentes en otras latitudes de la ciudad.

Los carriles bici pasan por delante de treinta kilómetros del espacio urbano, la reforma parcial que representa el plan de renovación viaria en acera y asfalto debe articular un proyecto común de movilidad adaptado a la diversidad de necesidades de todos agentes involucrados, es decir: automóviles y motocicletas, ciclistas, peatones y personas con diversidad funcional.

Editado Posterior:

A día de hoy, la única obra de mejora en la vía pública que se ha acometido en el barrio de Espartales ha sido la supresión de los citados tramos de carril bici en Gustavo Adolfo Bécquer.

Lamentamos una vez más el incumplimiento de la segunda parte de la moción. Es por ello, que junto a la Plataforma Vecinal Espartales Unidos proponemos al Pleno de la Corporación que adopte el siguiente acuerdo: "estudiar una alternativa al actual trazado del carril bici en esta zona que no perjudique a los vecinos y que sea compatible con el fomento del uso de la bicicleta".

Recordamos que la ordenanza municipal indica sanción para "la práctica de juegos que impliquen un riesgo relevante para la seguridad de las personas o los bienes, y, en especial, la circulación temeraria con bicicletas, patines, monopatines, o similares por aceras o lugares destinados a peatones".   


Este paso ciclista debería estar ubicado en paralelo al paso de peatones y tener toda la franja pintada en el espacio comprendido entre ambas aceras.  

Existen claras deficiencias para adecuar este caso al artículo 121.5 del Reglamento General de Circulación "la circulación de toda clase de vehículos en ningún caso deberá efectuarse por las aceras y demás zonas peatonales". Una vez que estos tramos ciclistas han quedado reducidos a la circulación por espacio compartido con los peatones, se han pintado parcial e inadecuadamente estos pasos para ciclistas ubicados en paralelo junto al paso de peatones, con objeto de unir una red que pasa a ser más precaria, menos respetuosa con los espacios de convivencia con los peatones, y dificilmente compatible con el fomento del uso de la bicicleta.

martes, 15 de julio de 2014

Suprimido medio kilómetro de carril bici en Espartales

A lo largo de este inicio del verano se han venido acometiendo obras de reforma en la calzada de la calle Gustavo Adolfo Becquer. Este tramo de carril bici de medio kilómetro, situado entre las calles Ramón Mª del Valle Inclán y Pío Baroja, estaba delimitado de la calzada por bordillos, que habían sido construídos en la propia urbanización del barrio y han sido suprimidos con el fin de ganar en plazas de aparcamiento para vehículos a motor. Este tramo a lo largo de la calle Gustavo Adolfo Becquer queda cortado para los usuarios que se desplazaban entre el parque Camarmilla (Oeste) y el barrio de Ciudad 10 (Este).

En la primera imagen se muestra el comienzo del tramo suprimido en la confluencia con la c/Ramón Mªdel Valle Inclán (junto al ambulatorio Miguel de Cervantes). En la segunda imagen puede observarse el final del tramo suprimido junto a la C/Pío Baroja.




El pasado 27 de Junio el concejal de Movilidad incluyó dentro de los puntos del orden del día a tratar en la Mesa de Movilidad del día 2 de Julio: "Carril bici. Aparcamientos. C/Gustavo Adolfo Becquer".

Este punto no ofrecía una referencia concreta en lo relativo a aparcabicis o aparcamientos para coches, por lo que cuando algunos de los integrantes de la Mesa de Movilidad se sentaron en la sala de reuniones de la segunda planta de la Concejalía de Proyectos y Conservación Urbana (Vía Complutense 130), desconocían total o parcialmente el contenido de esta propuesta de carácter inmediato diseñada para el barrio de Espartales Norte. 

Tampoco se realizó ningún tipo de consulta a la ciudadanía del barrio, por lo que el colectivo vecinal Espartales Unidos ha expresado públicamente su disconformidad

Este es el testimonio de un vecino de Espartales: "llevamos en el barrio catorce años y siempre hemos visto ahí el carril bici. Si es verdad que también a lo largo de estos años siempre se han escuchado voces, que querían suprimir ese carril bici. (...) Entendemos que lo que está hecho y válido hay que respetarlo para la comunidad, y como dicen, que no hay suficientes aparcamientos, pues no estamos de acuerdo ya que precisamente es la zona de Alcalá con mayores espacios para aparcar, más se da la casuística que hay garajes en todos los bloques. Nos parece que no ha consultado con los vecinos".

Dentro de las estrategias orientadas al desarrollo del Plan Director Ciclista puede encontrarse la recuperación del espacio público, donde podemos encontrar los siguientes contenidos:

- La presencia excesiva de vehículos circulando o aparcados ha degradado el espacio público y su utilización para otros usos que no sean los vinculados a la movilidad. De este modo, la convivencia y la comunicación entre los ciudadanos ha sufrido un proceso regresivo que hoy es imprescindible reparar.

- La bicicleta puede favorecer la recuperación del espacio público como espacio de convivencia menos supeditado a la movilidad y al automóvil.

- No se trata de introducir sin más un nuevo elemento en el paisaje urbano, sino de cambiar el propio paisaje urbano hacia patrones más convivenciales que generen vitalidad urbana en cada fragmento de la ciudad.

La calle Gustavo Adolfo Bécquer estaba incluida dentro del tramo N-26 de la red ciclista inicialmente propuesta en el Plan Director Ciclista del año 2010.
  
Cabe recordar que esta no es la primera ocasión en la que tiene lugar una circunstancia parecida. Ya ocurrió en 2009 que el tramo Norte del carril bici de la calle Ávila construído en la acera fue suprimido, en aquel caso para ser reemplazado por plazas de aparcamiento sin la consulta y/o beneplácito de l@s vecin@s del barrio.     

Véase el rebajado de bordillos remendado por un cemento incrustado en el asfalto.
En consecuencia, esta circunstancia es un ejemplo más del carácter excluyente que el gobierno local demuestra en los procesos de toma de decisiones; la actual concede un mayor espacio al coche en detrimento de un espacio aún más reducido para peatones y ciclistas, quienes en suma, se desplazan durante más tiempo que el empleado en la actividad de los coches, que se encuentran estacionados alrededor del 90% de su vida. Queda un consuelo de tontos, ya que aún siguiendo a disposición el tramo de acera bici situado al otro lado de la calle, la reducción del espacio y su arrinconamiento dentro del espacio peatonal termina enfrentando una vez más a ciclistas y viandantes con el consecuente beneficio para el tráfico a motor.